Piden mayor coordinación con las autoridades en las zonas donde se registran la mayor cantidad de asaltos e instan a las empresas a responsabilizarse ante la desprotección laboral que enfrentan.  

Durante la actual pandemia por Covid-19 diferentes disposiciones de la autoridad sanitaria han cambiado los hábitos de consumo y las plataformas de reparto a domicilio aumentaron la cantidad de repartidores/as en las calles y anexaron zonas de entrega que no eran tradicionales. Esta situación ha provocado el aumento de robos y actos de violencia hacia las y los trabajadores que deben desplazarse por la ciudad incluso en pleno toque de queda.

Estos ataques, que se repiten en algunas zonas de Santiago que las y los mismos repartidores han logrado identificar, han sido denunciados, pero no se ha logrado que los delitos disminuyan ni que las plataformas se responsabilicen por la exposición y el peligro que enfrenta el rubro.

Es por eso que el Movimiento RiderUnidosYa, asesorados por la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL), solicitaron una reunión a la Intendencia Metropolitana para exponer el mapa de las zonas identificadas y una serie de medidas que se pueden adoptar para resguardar en el corto plazo la seguridad de las y los trabajadores.

En ese contexto, el vocero del Movimiento Rider Unidos Ya, Servio Hernández, dijo que entregaron un petitorio “donde le hacemos ver de manera más directa la problemática tan grave que estamos viviendo y de las cuales las empresas hacen caso omiso, somos competencia directa de la empresa ya que somos sus trabajadores y ésta no hace nada para resolver alguno de los problemas que estamos viviendo en tiempos de pandemia y con la delincuencia”.

En relación con los puntos solicitados, el Coordinador de Proyectos y asesor sindical de la Fundación FIEL, Felipe Labra, señaló que es necesario un trabajo coordinado con las autoridades y que exista geolocalización de las/los repartidores en todo momento. “Las App saben con exactitud en qué momento, cuándo y dónde va a estar conectado un repartidor, lo que podría ser útil para la seguridad y prevención de los delitos de los que están siendo víctimas. También es importante que las zonas de reparto que están establecidas sean coordinadas directamente con autoridades, con carabineros e inclusive con los municipios, porque los municipios saben dónde están los principales focos”, afirmó.

Piden, además, aumento de patrullajes en las zonas con mayor peligro, coordinación con los planes cuadrantes y revisar el horario máximo de permiso para repartir, ya que los mayores riesgos están entre las 22:00 y las 00:00 hrs, entre otras.

Foto: www.24horas.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *