-Una emergencia de estas características sobre las bolsas mundiales ha tenido efectos profundos sobre los fondos de pensiones. Desde FIEL se levantaron 3 propuestas para disminuir los riesgos para las personas.

En el marco de la crisis sanitaria y económica mundial, producida por la pandemia del COVID 19 durante el año 2020, los fondos de pensiones han sufrido importantes pérdidas convirtiéndose esto es una catástrofe financiera. Desde mediados de febrero a la fecha los fondos de pensiones han perdido más de US$ 40 mil millones, es decir, más de tres veces el paquete de reactivación económica que presentó el gobierno.

Una crisis de estas características sobre las bolsas mundiales puede tener un efecto profundo sobre los fondos de pensiones y su gravedad dependerá de que tanto se extienda en el tiempo las bajas en las bolsas nacionales e internacionales. El primer paso lo ha dado el refugio de los capitales en acciones menos riesgosas, desfinanciando a las empresas que cotizan en la bolsa.

Un segundo paso se puede vivir si el efecto de este desfinanciamiento impide que se puedan realizar los pagos de intereses y capital a nivel mundial, desencadenando una ola de impagos que podría convertirse en una nueva crisis económica mundial, los cimientos de estas se pueden encontrar en la burbuja financiera por el bajo precio del dinero desde el 2009, que nos tiene con un 322% del PIB adeudado a nivel mundial.

En un escenario como éste, el sistema de capitalización individual perdería buena parte de los fondos de los afiliados, ya en el año 2009 se perdieron hasta el 50% de los ahorros dependiendo del tipo de fondo de pensiones en el que se encontrara el afiliado, desatando una verdadera tragedia en aquellas personas próximas a jubilarse. La estructura del sistema de pensiones está pensada primero que todo como forma de financiamiento y luego como seguro privado frente a la vejez, dejando al afiliado a la suerte del mercado de inversiones y de su trayectoria laboral.

Por lo mismo, presentamos 3 propuestas para hacer frente a esta crisis:

1. Llevar los fondos de pensiones de todos los afiliados a un fondo ausente de riesgo, es decir retirar los fondos preventivamente de cualquier inversión y mantenerlos creciendo a la tasa inflación.
2. Garantizar la tasa de interés de los fondos de pensiones, por medio de inversiones en infraestructura pública, como las autopistas. En la actualidad las obras públicas confeccionadas tienen cláusulas que aseguran la ganancia de la inversión privada con cargo al fisco, en el caso de las pensiones invertidas en obras públicas debería generarse un mecanismo similar, en esta crisis las pensiones sufren pérdidas mientras que las inversiones privadas en concesiones están protegidas por el Estado.
3. Terminar con la tramitación del actual proyecto de ley que modifica el sistema de pensiones, pues profundiza la lógica financiera del sistema de pensiones, dejando a los jubilados a su propia suerte.

Descarga análisis completo aquí

Análisis de Contingencia Covid 19 y Pensiones 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *