Hemos tenido los dirigentes sindicales y la propia CUT que suplir a las autoridades y a los organismos administradores de la Ley 16.744 en la orientación, prevención y contención ante los innumerables casos de contagio por COVID19, ante quienes estuvieron cerca de ellos y lo que hemos encontrado en todos los actores institucionales es derivar todas las consultas, dudas y derechos a la salud pública, a la salud común. Quiero recordar que las Mutualidades de empleadores administran recursos públicos y debieran cumplir con la aseveración que hizo la ministra, pero que no la han cumplido hasta ahora.

Las y los trabajadores nos encontramos solos en medio de la batalla contra el Corona Virus y, en muchos casos, también los empleadores se han visto superados. Desde inicios de marzo los dirigentes sindicales hemos visto ausencia de ciertos actores como las autoridades reguladoras de la salud laboral, me refiero al Ministerio del Trabajo, a la Superintendencia de Seguridad Social y de las propias Mutualidades de empleadores.

Dirigentes de todas las regiones nos han dicho que las MUTUALIDADES han sido las grandes ausentes, por eso sorprende e indigna que la Ministra del Trabajo, Ma. José Zaldívar haya afirmado en una entrevista radial que “las mutualidades han estado desde el primer día han tenido la obligación de asesorar a los empleadores en las medidas que deben adoptar en lugares de trabajo para evitar que los trabajadores se contagien” (2/4/20).

Si esto fuera verdad existirían en los lugares de trabajo campañas preventivas contra el COVID19, sobre todo en los lugares de trabajo de más alto riesgo, aquellos que atienden público, los trabajadores/as de la Salud, en las cadenas de producción, en los lugares de aglomeración (Transantiago o Metro). No los hemos visto. La ausencia ha sido una vergüenza.

Ahora bien, la verdad Ministra Zaldívar, es que los trabajadores estamos solos. No hemos tenido apoyo ni preventivo ni de elementos de protección personal ni mucho menos gestiones para la atención de contagiados y contactos estrechos. Debió pasar un mes para que la SUSESO emitiera un dictamen solicitando a las mutuales comprometerse en medidas de prevención. Sin contar con las contradicciones de los innumerables dictámenes surgidos que más bien excusaban a las mutuales o las inhibían de actuar, en vez de exigirles apoyar a los y las trabajadores en estos meses de emergencia sanitaria sin igual en nuestra historia.

Como dirigente nacional de la CUT participo en el Consejo de la Sociedad Civil (COSOC) de la SUSESO y no hemos sido convocados a ninguna actividad de coordinación sobre medidas de prevención frente a la pandemia de COVID19, la última reunión la suspendieron unilateralmente, y eso que en ese COSOC participan las mutualidades, la CUT, el Colegio Médico, el Colegio de Prevencionistas y Asociaciones de Pensionados. ¿Si un COSOC no sirve para escuchar a actores relevantes y propuestas, para qué sirve ministra?

Hemos tenido los dirigentes sindicales y la propia CUT que suplir a las autoridades y a los organismos administradores de la Ley 16.744 en la orientación, prevención y contención ante los innumerables casos de contagio por COVID19, ante quienes estuvieron cerca de ellos y lo que hemos encontrado en todos los actores institucionales es derivar todas las consultas, dudas y derechos a la salud pública, a la salud común. Quiero recordar que las Mutualidades de empleadores administran recursos públicos y debieran cumplir con la aseveración que hizo la ministra, pero que no la han cumplido hasta ahora.

Además de esto la Dirección del Trabajo y sus inspecciones provinciales hoy prácticamente no está desarrollando fiscalizaciones por los abusos que realizan los empleadores, frente al tema de salud laboral o a los despidos y persecuciones. A esto debemos agregar que los inspectores-fiscalizadores no cuentan con elementos de protección personal para salid a terreno y así es preferible que realicen laboras de teletrabajo, dejando la autoridad en completa soledad a los y las trabajadoras frente a los abusos, que en estas horas se multiplican. Además en regiones no hay coordinación con las autoridades sanitarias.

Los trabajadores/as no estamos solos, nos tenemos a nosotros. Tenemos a nuestras organizaciones que con mucho esfuerzo han salido a hacer frente a la inoperancia de la tecnocracia gubernamental y de quienes tenían el mandato urgente para desarrollar actividades preventivas.

Decir que estuvieron desde la primera hora no es cierto y nos irrita, tanto como enviarnos a comprar flores. Refuerza nuestras convicciones de lucha frente al “capitalismo salvaje” que el Gobierno defiende, porque “Chile despertó”, estamos redoblando esfuerzos para suplir las incapacidades de las autoridades y aunando fuerzas para seguir luchando por nuestros derechos, que por cierto no se suspenden por la pandemia del Corona Virus COVID19 como muchos querrían.

Debemos estar unidos para ver como salimos adelante del CODVID19, no desprotegiendo a los trabajadores y cuidando el capitalismo y la economía de los poderosos. Las vidas humanas NO se recuperan, las economías con el tiempo sí. Ustedes están traspasando todo el costo al pueblo y las mutualidades debieran poner a disposición ventiladores mecánicos para los trabajadores y trabajadoras.

Las y los trabajadores/as estamos más unidos que nunca.

Erasmo Correa Maldonado
Presidente Nacional Federación Sindicatos AGROSUPER. Sub-Secretario Nacional de Salud Laboral CUT. Dirigente Nacional de la CUT.

Fuente: El Desconcierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *