El documento, con medidas sanitarias, económicas y sociales, urgentes y de largo plazo, plantea la necesidad de una Renta Básica de Emergencia de $400.000 por grupo familiar durante 6 meses y la implementación de un impuesto permanente a los super ricos.

Martes 02 de junio de 2020.- A más de dos meses de su constitución, la Mesa Social Covid-19 recibió esta mañana, en una reunión virtual, a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) para conocer el Segundo Plan Nacional de Emergencia que la multisindical elaboró a través de su Secretaría de Salud y que reúne propuestas para enfrentar la crisis en materia sanitaria, económica y social.

El documento, que se complementa con el primer plan presentado al Ministerio del Trabajo en marzo pasado, señala la urgencia de enmendar el rumbo de la estrategia socio sanitaria que se ha implementado, fortaleciendo la red sanitaria, redefiniendo el rol de la Atención Primaria, desarrollando una nueva estrategia comunicacional, tomando acciones en salud mental y en la protección de los trabajadores y funcionarios de la Salud.

“Cualquier medida que se tome en materia sanitaria tiene que venir acompañada de medidas cada vez más audaces en materia social y también en protección de empleo, no basta con las leyes que hasta ahora ha promulgado el Congreso ni mucho menos con las iniciativas que ha presentado el gobierno. Lo que hay hoy día es impunidad, tenemos sectores que se están enriqueciendo con la crisis y otros que están cayendo en la pobreza producto de las malas políticas de protección social”, enfatizó la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa.

La iniciativa presenta medidas de corto, mediano y largo plazo en materias económicas y sociales. “Es trascendental fortalecer y expandir el rol del Estado en el ámbito de la economía, dotándolo de mayores herramientas para otorgar efectiva protección social, mayor protección laboral, mejores sueldos y mejor distribución de la riqueza”, señala el documento.

En el caso de las medidas urgentes se plantea la implementación de un impuesto permanente a los super ricos por un 2,5% del total de su patrimonio (5.840 personas), una Renta Básica de Emergencia de $400.000 por grupo familiar durante 6 meses, reemplazar la entrega de canastas por transferencias monetarias y aumentar la deuda del Estado para obtener recursos para política fiscal, por al menos un 5% del PIB, entre otras.

En el mediano y largo plazo se propone aumentar la recaudación de impuesto en al menos 5%, la diversificación de la matriz productiva del país, consagrar la Negociación colectiva ramal, democratizar el trabajo con más espacios de participación de las y los trabajadores, entre otras.

“La tarea de generar un proyecto de recuperación económica se debe realizar escuchando a los actores sociales, políticos e intelectuales que estén por superar el modelo neoliberal, poniendo al centro la creación de un Estado Solidario, del cuidado del medioambiente, la protección de los derechos sociales, la disminución de la desigualdad, el aumento de los salarios y el fortalecimiento y extensión del diálogo social y la negociación colectiva”, afirma el documento.

Durante la reunión estuvieron presentes la presidenta y el secretario general de la CUT, Bárbara Figueroa y Nolberto Díaz, respectivamente; el presidente de la ANEF, José Pérez; la exministra de Salud, Carmen Castillo; el representante de la OMS en Chile, Fernando Leanes; el alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado; el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; El presidente de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Rodrigo Jordan; el biólogo Andrés Couve, y los ministros del Interior, Gonzalo Blumel y de Desarrollo Social y Familia, Sebastián Sichel.

DESCARGA LA DECLARACIÓN COMPLETA AQUÍ

Propuesta de Las y Los Trabajadores – Segundo Plan de Emergencia CUT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *