Debate se aceleró ante demanda de trabajadores de PedidosYa, que pidieron que la justicia declare la existencia de un vínculo laboral, mientras que en el Congreso se debate una propuesta para mejorar sus condiciones.

A final de mayo, un grupo de repartidores de la firma PedidosYa presentó ante el Juzgado del Trabajo de Santiago una demanda colectiva en la que acusan a la firma de realizar despidos antisindicales, tras desvincular a un grupo de trabajadores en medio de la posible constitución de una organización sindical para exigir mejores condiciones laborales.

La demanda, que fue patrocinada por la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL) de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), solicita a la justicia que declare la existencia de la relación laboral entre los repartidores y la aplicación; el pago de las prestaciones laborales y previsionales; y que las desvinculaciones sean declaradas despidos antisindicales; entre otras materias.

“A nuestro entender hay una laboralidad. Además, esta demanda tiene una particularidad y por eso es inédita, porque es colectiva”, dijo Pablo Zenteno, uno de los abogados patrocinantes, quien agregó que las demandas de este tipo en el país son escasas.

La demanda de los trabajadores reflotó una fuerte discusión, en torno a si existe o no un vínculo laboral entre la aplicación y sus repartidores, un debate que nuevamente se está haciendo espacio en la agenda legislativa.

Debate en el Congreso

La presentación de la demanda contra la firma se enmarca en medio del debate en la comisión de Trabajo del Senado de un proyecto que busca establecer garantías básicas a las personas que prestan servicios a través de plataformas digitales, impulsado por un grupo transversal de senadores.

“El objeto de nuestra propuesta es regular la relación laboral que existe, y donde por cierto hay un área nueva donde el concepto de jornada es distinto. Acá queremos garantizar derechos básicos para quienes trabajan en esta área, que hoy no tienen ni seguridad social, no tienen cobertura de accidentes del trabajo, entre varias cosas más”, sostuvo Juan Pablo Letelier, presidente de la comisión de Trabajo del Senado.

Según explicó el parlamentario, es “evidente” que entre los repartidores y las aplicaciones hay una relación laboral: “¿Es de nuevo tipo? sin duda, ¿requiere una mirada nueva? claramente, pero hay una laboralidad, no son trabajadores por cuenta propia, no es eso”, recalcó.

El Ministerio del Trabajo también ha participado en el debate de la propuesta y anuncia que conformará una mesa de trabajo para debatir una regulación.

“Se está trabajando en la propuesta de quiénes integrarán dicha mesa y seguramente durante las próximas semanas ya comenzará el trabajo de la misma. Creemos que esta es una materia de la mayor relevancia y por ende es necesario un trabajo serio y responsable sobre este tema”, dice el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab.

Según plantea la autoridad laboral, al interior de la cartera “estamos convencidos de que debemos avanzar en algún tipo de regulación para las personas que prestan servicios en las denominadas economías de plataforma”.

Durante 2019, el Gobierno ingresó el proyecto de ley de “modernización laboral para la conciliación, familia e inclusión” al Senado, el cual incluía una mayor regulación a los trabajadores de plataformas, sin embargo, la propuesta ha tenido un escaso avance legislativo.

FUENTE: Diario Financiero

Publicación: 10-06-2020

Periodista: Carolina León

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *