Esta causa busca promover que el Gobierno ratifique este convenio internacional con el fin de generar políticas que protejan a las y los trabajadores ante hechos de violencia y acoso en el mundo del trabajo.

Santiago, 05 de noviembre 2020. Con el objetivo de lograr la ratificación del Convenio 190 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en Chile, la Central Unitaria de Trabajadores (CUT Chile) y la Confederación Sindical Internacional (ITUC Global), en colaboración de la Fundación Friedrich Ebert (FES Chile), impulsaron una campaña, principalmente en Redes Sociales, llamada #TrabajoSinViolencia.

El Convenio N° 190, sobre la Eliminación de la Violencia y el Acoso en el Mundo del Trabajo es la primera normativa internacional que aborda la violencia y el acoso en el ámbito laboral. Fue adoptado en la Conferencia Internacional del Trabajo, de junio de 2019, y está complementado por la Recomendación 206, que orienta a los Estados a cómo implementarlo a nivel nacional.

Esto es relevante, sobre todo si se considera que los casos de violencia y acoso en Latinoamérica se elevaron sobre el 60% desde que se inició la pandemia mundial por Covid-19 y el mundo del trabajo no está ajeno a ello.

En este contexto, se ha solicitado el apoyo de las y los parlamentarios para que aprueben un proyecto de acuerdo y así exigir al Estado que presente ante el Congreso la ratificación del Convenio de la OIT. Para ello se ha hecho llegar toda la información contextual de este tratado internacional en Chile con el propósito de acelerar este trámite en ambas cámaras.

A estas tratativas se suma el trabajo conjunto que se está realizando con la presidenta del Senado, Adriana Muñoz, quien en diversas instancias se ha comprometido con apoyar esta causa. De hecho, la senadora emitió un oficio a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquet y al ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand, para informar a la brevedad la voluntad del Gobierno sobre la ratificación del Convenio 190.

Este convenio es de suma relevancia al establecer el derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, incluidos la violencia y al acoso en razón de género. Su importancia está relacionada con su objetivo: “erradicar la violencia y al acoso, incluidos la violencia y el acoso en razón de género” en el mundo del trabajo.

Los estados miembros de Organización Internacional del Trabajo – OIT, como es el caso de Chile, deben cumplir con someter a la consideración de las autoridades respectivas la ratificación del Convenio, dentro de los 12 o a más tardar 18 meses siguientes a su adopción e informar a la OIT sobre el resultado, en especial sobre si iniciará el proceso de ratificación.

En ese contexto, y así como ha ocurrido en el caso de Uruguay y Fidji que prestaron rápida ratificación al convenio; como los 17 otros Estados integrantes de la OIT que han cumplido con el deber de sumisión y lo han sometido a ratificación, o como Italia cuyo Parlamento lo aprobó en septiembre pasado, Chile debe avanzar en considerar su aprobación por el Congreso Nacional y adoptar las medidas de orden legislativo y de política para avanzar en su implementación.

AQUÍ puedes descargar la minuta de discusión elaborada por el equipo asesor de #TrabajoSinViolencia

MINUTA CONVENIO 190 ANALISIS LEGISLATIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *